cataláneuskeragallegoinglés

 

Contamos cuentos y narramos historias para encontrarnos en ellas.

Les damos voz a través del aire que respiramos, para que su frecuencia resuene  en el que escucha.

Contamos historias antiguas y modernas a través de nuestro cuerpo y manera de expresar.

Contamos desde nuestro interior, dejando espacio al vacío para que este pueda expresarse.

Por eso respiramos las palabras que entregamos oralmente a quienes escuchan.

Lo demás, sucede solo, nadie interviene.

Las historias surgen del VacíO del narrador, de su CerO, que es Oxígeno, y desde ahí, se despliegan en la Oralidad. 

Desde la Oralidad, a través del Oxígeno, de ese CerO, vuelven al VacíO de cada uno.

Del silencio al silencio, pasando por la voz del narrador.

 


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar