Los días 10, 11 y 12 de agosto se celebraba en Guardamar del Segura, municipio costero de la provincia de Alicante, la primera edición del Festival de cuentos y narración oral “CUENTOS EN EL PATIO”.Un total de 11 sesiones y un elenco maravilloso de cuatro grandes narradores: Juan Malabar, Eugenia Manzanera, Alonso Palacios y Almudena Francés, que llenaron los patios con mágicas veladas estivales de palabras, cuentos, canciones y poemas.

Pero pongámonos en contexto. Año 1829, Guardamar del Segura sufre un importante terremoto que destruye calles, huertos y viviendas, dejando sin techo a más de 3.000 personas. Esto obliga a realizar un nuevo trazado urbano dispuesto en calles rectas y perpendiculares, varias plazas y el diseño de viviendas seguras y resistente: casas bajas con amplios patios. Patios dotados de aljibe, sillas y trastos, en los que se centrará la vida. Patios utilizados como cuadras de cerdos, vacas, gallinas y conejos. Patios con árboles frutales y aromáticos. Patios en donde se remendaban los calcetines, se secaba la lana, se sacrificaba una pava y en donde las familias se reunían para coser las ñoras (esa especie de pimiento morrón que da un sabor único) tras su tradicional secado bajo el sol y la fina arena de las dunas. Y, sobre todo, patios, en donde cada noche, a la luz de la lumbre, se cantaban y narraban historias

Con el paso del tiempo, el turismo residencial y vacacional (Guardamar pasa de 20.000 a cerca de 150.000 habitantes durante el verano) el pueblo ha ido sufriendo transformaciones, las casas de planta baja han dado lugar a edificios y las zonas de cultivo se han convertido en suelo urbanizado. Y aunque aún quedan en el pueblo de Guardamar hermosos patios en donde crecen tranquilos limoneros y naranjos, cuelgan buganvillas y flotan perfumes de jazmín… estos van desapareciendo.