En los últimos tiempos el mundo profesional de la narración ha cambiado radicalmente en base a dos factores, entre otros: la popularización de internet (fenómeno global de importancia milenaria: toda nuestra forma de socializarnos ha cambiado de arriba abajo por esta irrupción) y la tremenda crisis económica de la que, dicen/parece, estamos saliendo.

A mi entender, ambos factores produjeron un curioso fenómeno: los narradores han asumido personalmente la creación y mantenimiento de festivales más o menos independientes y sostenibles a lo largo y ancho del Estado. Este boletín propone un estudio sobre 7 de esos festivales, nacidos o renacidos en los últimos 10 años y con una trayectoria de al menos 5 ediciones, sostenidos por la generosidad, esfuerzo y valentía de nuestros compañeros y compañeras en el oficio. El estudio no pretende ser exhaustivo, simplemente quiere arrojar una mirada a la situación y lo aprendido por los promotores de estos eventos en estos años, y que generosamente comparten con todos nosotros. Creemos que toda la información compartida en este asunto puede ayudar a resolver problemas juntos, a crear sinergias y a mejorar las condiciones de todos, ya que estamos convencidos de que si a todos los festivales de narración en España les va bien, al gremio de la narración le irá bien también, y eso hará del nuestro un oficio más sostenible en el tiempo.

El boletín se compone de un único artículo donde se plasman las opiniones, reflexiones, datos y proceder de las personas responsables de los diferentes festivales contactados. En todos los casos se han recabado estos datos mediante las entrevistas y charlas telefónicas que hemos mantenido en las últimas semanas.

Dado que una de las cosas observadas durante el proceso es que todos los festivales han puesto un especial cuidado en promover la narración para adultos, he hecho también un estudio sobre bibliotecas que programan para adultos, pero dada la extensión del boletín y que las bibliotecas que han respondido han sido menos de las esperadas (por cuestiones burocráticas en algunos casos), he preferido dejar ese estudio para una segunda parte, y centrarme en esta primera en los festivales impulsados por gente del oficio durante la crisis.

Así que, allá vamos, un clik y estáis dentro. Ojalá lo disfrutéis,

Y recordad, si este mes queréis escuchar cuentos sólo tenéis que asomaros a nuestra agenda de noviembre.

Saludos

El boletín n.º 57 de AEDA ha sido coordinado por Héctor Urién


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar