La Sierra Encuentada nace como una muestra de amor y respeto hacia la oralidad en el ámbito rural y serrano.

Se desarrolla en la comarca serrana de la provincia de Huelva. Tierra de tartesos, turdetanos, celtíberos, fenicios, romanos, árabes, godos… ha sido rica en tradición oral durante miles de años. Tanto que investigadores de la materia han encontrado en ella un escenario donde conocer y reconocer ejemplos ancestrales de historias narradas a viva voz.

Por ello, en gratitud y a fin de devolver a la sierra y sus gentes una pequeña muestra de lo que han aportado durante siglos, se desarrolla este festival de narración oral. En él ofrecemos narraciones de cuentos desde una posición diferente al ámbito doméstico. Llevamos la narración oral a la categoría de arte escénica. Arte que se adapta a los espacios y tiempos de la sociedad serrana.

El festival es un evento itinerante, cada día se desarrolla en un pueblo diferente. Y en cada edición los pueblos destinatarios cambian. Si bien siempre son y serán de la comarca serrana. En la actualidad (2017) los pueblos que se han beneficiado directamente de ello han sido Jabugo, Alájar, Galaroza, Castaño del Robledo, Los Marines e Higuera de la Sierra. Y de forma indirecta se benefician todos los demás. Pues el público del festival lo conforman no solo los lugareños, sino gentes que visitan la sierra y gentes de pueblos aledaños que se trasladan para disfrutar del evento.

encuentada

El festival “Un lugar de cuento” “Un lloc de conte” tiene su primera edición en 2016 y nace con la aspiración de que en la localidad  alicantina de San Vicente, se desarrolle una fiesta de la palabra y, de algún modo, una fiesta de la literatura infantil.  Es un festival pequeño que quiere llevar los cuentos al mayor número de oídos en la localidad, es por esto que tiene importancia tanto el ámbito escolar como el público libre y también la Universidad. 

En resumen sus actividades son:

  • Sesiones de narración para público libre.
  • Sesiones de narración para público escolar.
  • Espacio donde todo el mundo puede contar “Aquí todo el mundo cuenta”
  • Charlas y conferencias sobre narración e ilustración.
  • Exposición de ilustración.

En su primera edición (puedes ver unas cuantas fotografías aquí) la persona encargada del cartel fue Emilio Urberuaga. Las sesiones con público escolar de ESO fue Félix Albo. Ellos dos también fueron los protagonistas de las charlas en la Facultad de Magisterio. Las sesiones propias del festival corrieron a cargo de:

  • Sesiones de público familiar, Mariculela y Pàmpol teatre.
  • Sesiones para jóvenes, Raquel López.
  • Sesiones para público adulto, Maricuela.
  • Sesión de clausura, Pep Durán.

Este festival que comenzó en el 2008, y que ha sufrido una parada de cinco años, se realiza en un precioso pueblo de la provincia de Cáceres llamado Hoyos, situado en la Sierra de Gata.

Su duración es de tres días, de viernes a domingo, y en esta edición se desarrolla en primavera, en el mes de marzo, aunque en la anteriores se pudo disfrutar justo antes de navidad.

La estructura que se ha diseñado es:

Viernes mesa redonda y talleres infantiles.

Sábado – Madeja de Cuentos: micrófono abierto con ilustraciones en directo, Puchero Cuentero, Actuación infantil, Meriéndate un cuento y Cuentacuentos para adultos.

A la hora bruja: Ronda de cuentos cortos y concierto

Domingo – les toca a los más pequeños, actuación para bebés. 

El festival se afronta con un presupuesto reducido, financiado con una pequeña subvención de la Diputación de Cáceres y otra también pequeña aportación del Ayuntamiento de Hoyos, unido a las colaboraciones para la cartelería de los comerciantes y locales del municipio. Aunque el presupuesto es escaso se ha conseguido una realizar una importante programación.

Se debe destacar la suma de esfuerzos tanto desde los narradores hasta las asociaciones y pobladores de la zona, ya que sin ellos no se podrían realizar estos eventos culturales en zonas rurales tan despobladas. 

Señalar que el equipo que organiza y coordina el festival lo hace de manera totalmente altruista. El festival es pequeño, convoca a unas 100 personas en alguna de las actividades, pero ser pequeño también tiene ventajas: consigue que se cree un ambiente muy acogedor. El público que acude, además de las personas de la Sierra, se acerca de otros lugares como Plasencia y Madrid.

A los narradores profesionales se les paga su participación, además del viaje y la estancia y gracias a ellos se puede disfrutar de grandes actuaciones de altísima calidad.

Más artículos...