Se trata de un evento que ha organizado más de 220 actividades en los últimos tres años (en 2012 celebró su tercera edición), siempre en bibliotecas, centros cívicos, parques, teatros, bares, museos, escuelas de artes escénicas y espacios no-convencionales, ofreciendo tanto funciones de cuentos para niños y niñas como espectáculos para adultos, conferencias, charlas, talleres, exposiciones, maratones y sesiones de participación abierta al público. Este año se ha sumado la creación de un centro de documentación y fonoteca en torno a  la narración oral (Centre d’Interès de la Narració Oral) en una de las bibliotecas de la ciudad.

Munt de Mots no cuenta con presupuesto alguno. Se realiza en colaboración logística, imprescindible, con el Centre Cívic Pati Llimona y el Consorci de Biblioteques de Barcelona. En cuanto a los honorarios de los artistas, el Festival funciona proponiendo a las distintas instituciones interesadas los espectáculos que, de ser contratados, entran en la programación. Cada participante presenta luego la respectiva factura a su cliente.

Para la promoción impresa, el Festival procura la colaboración del Institut de Cultura de la ciudad. Munt de Mots ha contado también con el apoyo, en distintos grados, de otras organizaciones tales como Casa Amèrica Catalunya, Museu de la Música, Fundación Romea, asociaciones de narradores, editoriales, organizaciones no-gubernamentales y grupos teatrales, entre otros. El resto (es decir, la planificación, programación, contactos, promoción en la web, realización y logística, etc.) corre por cuenta del trabajo voluntario de varias personas, cuentacuentos en su mayoría, que dedican ocho meses del año a organizarlo.

Aunque la entrada a los espectáculos es libre en la práctica totalidad de las actividades, el Festival está muy comprometido con las iniciativas privadas que buscan la autogestión en la programación de cuentacuentos y que, por ende, trabajan con taquilla.

Por fortuna, la respuesta del público ha venido creciendo en todos los sentidos. El principal objetivo del Festival es, precisamente, promover el arte de la narración oral en la ciudad, en todos los formatos viables, ayudando a consolidar espacios y creando nuevos -en la medida de lo posible-; en fin, acercando los cuentos a la gente y la gente a los cuentos. Porque de eso se trata: del encuentro. De intentar ese momento especial, casi mágico, siempre único, en el que las personas nos reunimos para crear colectivamente otros mundos, otras vidas, y conseguir así otras sabidurías.

Todo esto procuraremos este año también en Munt de Mots, corrigiéndonos (siempre cometemos errores de los que nos toca aprender) e invitando de nuevo a imaginar, como paso previo indispensable para, realmente, construir utopías.

 
Rubén Martínez Santana
oct 2012

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar