Hace diez años nos pareció una buena idea. La propuesta llegó desde una editorial: una sesión de cuentos para adultos como actividad cultural dentro de la Feria del Libro.

A la primera función, entre autoridades y público, asistimos treinta y dos personas más el artista. La sorpresa fue grande, la satisfacción creo que aún mayor, así que decidimos que este tipo de actividad no podía faltar en las siguientes ediciones de nuestra feria.

A lo largo de estos años, la programación ha pasado de un par de sesiones a todo un Festival que se realiza cada noche para concluir la programación diaria de la feria, con una asistencia estable de público que vienen a dejarse seducir por la propuesta de cada narrador o narradora. 

Cada noche una propuesta distinta y un número de personas que siempre sobrepasa las trescientas cincuenta y acercándonos al fin de semana, se aproxima a las seiscientas (¡incluso en ocasiones las sobrepasa!)

La cuidada selección de los profesionales ha sido clave en el éxito de la actividad, más aún cuando después de nueve años, gozamos de un público exigente y experimentado que no se conforma con cualquier propuesta.

En este aspecto, ha sido fundamental la colaboración de Félix Albo con el personal técnico que organizamos la Feria, con el diseño del formato del Festival así como en la propia selección de los narradores y narradoras participantes. Su criterio, que siempre ha perseguido ofrecer una amplia diversidad en cuanto a estilos narrativos, naturaleza de las historias y aspectos técnicos, ha resultado un gran acierto. 

La palabra dicha en escena, queda perfectamente enmarcada en el entorno de la Feria del Libro, le da un valor distinto y vivo, provocando un abanico muy amplio de sensaciones, emociones y reflexiones en el público, incitando a comentar, a charlar, a compartir, a comunicar... 

El público se ha ido fidelizando, asistiendo a la mayoría de funciones de cada Festival, con gran expectación. Un público diverso en cuanto edad, lo que nos da una idea de la universalidad de este tipo de actividad. 

¿Y por qué para público adulto? 

¿Por qué no? La verdad es que existen muchos menos espacios para disfrutar que el público adulto disfrute de escuchar cuentos que para que lo haga el público familiar. Así que decidimos apostar por una modalidad que resulta muy atractiva e interesante pero que aún hoy, no es tan conocida. Por suerte la respuesta cada año es mayor.

El público familiar tenía cubierta su demanda con la programación en horario de la Feria y las funciones con escolares, pero este año nos hemos animado a dar una vuelta de tuerca más y presentamos D'PALABREJA: un festival de narración para público familiar, poniendo si cabe más esmero y cuidado en el entorno y espacio de desarrollo de la actividad para que padres, madres y pequeños puedan disfrutar de toda la potencialidad de cada una de los espectáculos de oralidad.

Está claro que esto hace crecer a la Feria, a la región de Castilla La Mancha. Está claro que la Feria merece algo así, y, creo que la narración profesional merece que se abran, mantengan y cuiden espacios y Festivales como el nuestro porque cada vez la narración, la evocación y la comunicación son más necesarias en nuestra sociedad.

 

David Martínez
Director Gerente de la FLLIC

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar