En el catálogo tipológico del cuento tradicional que inició Aarne y la Escuela Finlandesa hace ya un siglo, del total de 2400 tipos de cuentos que hay considerados a día de hoy, unos 500 podrían etiquetarse como obscenos, vergonzantes, eróticos, picantes, procaces... y fueron incluidos por Uther en la última revisión que se hizo del catálogo (hace apenas unos años, en 2004). Este dato nos da la medida del interés que estos textos suscitan y han suscitado a lo largo de los siglos. De hecho, si revisamos colecciones de cuentos tradicionales de todas las culturas y tiempos, nos encontramos con abundancia de textos de este jaez: solo el humilde Infierno de mi biblioteca cuenta con unos 150 títulos de los que la mitad son específicamente de cuentos obscenos (desde libros canónicos para el oficio como el El asno de oro de Apuleyo, el Decamerón de Boccaccio o Los cuentos de Canterbury de Chaucer, a recopilaciones específicas de cuentos vergonzantes como los Cuentos prohibidos rusos de Afanasiev o el Libro de la risa carnal de Almodóvar por poner solo algunos ejemplos).

 

cuentoseroticos14

[Imagen del evento de Pablo Amargo] 

Sin embargo, aunque el tema es de gran interés y en general casi todos los narradores que cuentan a adultos incluyen cuentos de este tipo en su repertorio, es difícil encontrar certámenes monográficos dedicados al cuento erótico en España. Difícil pero no imposible, pues hay al menos dos eventos de narración oral centrados en este tipo de cuentos: el Festival de Cuentos Eróticos de Zamora (auspiciado por Cándido de Castro, con la colaboración de Charo Jaular, del que dimos noticia aquí) que este verano celebrará su tercera edición, y el Itinerario de Narración Oral “Cuentos Eróticos por los Rincones” en Las Palmas de Gran Canaria, que el próximo día 9 de mayo celebrará su novena edición y que es el objeto de este breve artículo. 

 

Itinerario de narración oral "Cuentos Eróticos por los Rincones"

En 2006 se estrenó este peculiar evento de narración oral que nació dentro del programa Días de Cuentos con la intención de llevar los cuentos para adultos a Vegueta, casco histórico de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Nieves Pérez, directora de la Biblioteca Insular del Cabildo de Gran Canaria, y Pablo Albo, cuentista, barajaron diversas opciones hasta que tomó forma este evento que, en sus nueve ediciones, apenas ha cambiado de formato.

El viernes previo al Maratón de Cuentos de Las Palmas de Gran Canaria se celebra el cuento erótico en Vegueta: se preparan varios pequeños escenarios en rincones apropiados del casco histórico (Plaza del Pilar Nuevo, Plaza de Santo Domingo...) con tarima, iluminación y megafonía en cada uno de ellos. En cada espacio cuenta un narrador o narradora diferente, pero no de manera simultánea pues, como afirma el propio nombre de la propuesta, se trata de un itinerario.

Todo comienza a las 23,00 en La Plaza de las Ranas, donde está ubicado primero de los escenarios, allí se cuenta unos 20 minutos, de ahí el grupo se desplaza hasta el siguiente (en el que espera el próximo cuentista) y así hasta terminar la noche en el último de los escenarios. El desplazamiento entre un punto y otro va amenizado por una orquesta de dixieland-jazz que, a modo de llamada, avisa a los clientes de locales y bares de copas (que abundan en la zona) que se va sumando al nutrido grupo. La salida en La Plaza de las Ranas, junto a la Biblioteca Insular, suele contar con unas doscientas personas de público, y cuando se llega al último de los escenarios suele haber más de quinientas personas escuchando cuentos. En no pocas ocasiones ha habido bastantes más.

En la primera edición fue tal el éxito que hubo gente que no podía entrar en los espacios preparados para ello y otros narradores tuvieron que improvisar, simultáneamente, cuentos en la calle para el público que se había quedado sin cuentos. Y el último escenario llegó a reunir a casi mil personas escuchando cuentos.

Ha habido también años en los que el equipo de la Biblioteca Insular armaba una enorme vagina en un pequeño callejón (paso obligado del itinerario de cuentos) por la que tenía que entrar todo el público.

El número de escenarios ha variado en las distintas ediciones entre cuatro y seis, y por ellos han contado narradores como: Noemí Caballer, Albert Estengre, Magda Labarga, Pablo Albo, Eugenia Manzanera, Martha Escudero, Carlos Alba, Virginia Imaz, Dani y Nieves de Borrón y Cuento Nuevo, Soledad Felloza, Ana Griott, Carles García Domingo, Yanira Naranjo, María Buenadicha, Antonio López, José Manuel Garzón, Félix Albo, Begoña Perera Cruz, Cristina Verbena, Zaida Rivero, Pep Bruno, etc. Y sólo en una ocasión una única narradora contó en todos los escenarios, fue la colombiana AmaliaLú Posso Figueroa y sucedió en 2013, en la octava edición.

Los cuentos eróticos celebran la palabra a flor de piel, son cuentos para reír y para emocionar, cuentos que habitan la penumbra de las alcobas y los susurros de los amantes. Cuentos a la medida del corazón y la lengua. A la medida de la palabra.

Y sucede que, además, son cuentos que han encontrado un espacio feliz en el que habitar: las hermosas calles de Vegueta, el casco histórico (Patrimonio de la Humanidad) de Las Palmas de Gran Canaria. Un lugar en el que se celebra una gran fiesta de la palabra dicha (nunca mejor así llamada).

Pep Bruno


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar