La siguiente encuesta fue realizada por Settle Stories en Octubre de 2015 (ver artículo original en inglés) para entender las vivencias de aquellos que se dedican a la narración oral. Obtuvo 139 respuestas de narradores de todo el mundo. La encuesta constaba de cuatro preguntas que trataban de concentrar una variedad de información que incluía desde objetivos, medición del éxito y obstáculos a los que se enfrentan los narradores orales, hasta los miedos que dificultan avanzar. Este breve artículo detalla los resultados de las respuestas.

 

¿Cuál es tu objetivo como narrador oral?

La encuesta mostró cinco constantes que los narradores orales comparten, que son:

  1. Preservar el patrimonio de la narración oral y mantener el arte de la oralidad vivo.
  2. El evidente disfrute de entretener e inspirar a otros con historias y conmover a la audiencia.
  3. Educar y llevar una sabiduría más profunda a la sociedad y ser un agente para el cambio social. Por ejemplo: elevar la preocupación por el medioambiente, mejorar la alfabetización de la infancia o inspirar más compasión en la comunidad al poner en entredicho los estereotipos culturales y superar la discriminación.
  4. Elevar el perfil de la narración oral a una forma de arte y ampliar la audiencia,  siendo justos con las historias a narrar y haciendo que la narración oral sea más relevante y apreciada por el mundo moderno.
  5. Ganar un salario digno proveniente de contrataciones y otras fuentes de ingresos, permitiendo que el narrador oral trabaje sin presión y pueda, con el tiempo, invertir en su propia actividad.

¿Que sería para ti tener éxito como narrador oral?

La encuesta mostró cuatro maneras de medir el éxito que los narradores valoran, poniendo de relieve los objetivos que comparten:

  • Impacto inmediato en la audiencia con oyentes implicados y conmovidos por la historia narrada. Esto es especialmente valorado en los niños.
  • Un impacto que vaya más allá de la narración. Por ejemplo: compartir de forma viral las historias creando el patrimonio del futuro, mejorar la vida de alguien de manera significativa o haciendo que el oyente vuelva a dar importancia a las emociones.
  • Desarrollo personal del narrador. Narrar en mejores localizaciones a audiencias más numerosas. Perfeccionar el oficio, trabajar en una variedad de temas más ricos y variados, y que te pidan ser mentor de otros narradores.
  • Remuneración que permita una vida digna. Ingresos regulares conseguidos con un adecuado volumen de contratación, visitas a colegios, publicación de libros o audiolibros y trabajar con reconocidas organizaciones artísticas.

¿Cuáles son los obstáculos a los que normalmente te enfrentas?

La encuesta evidencia tres áreas problemáticas y relacionadas que son:

  1. Creencias o percepciones incorrectas. Por ejemplo: afecta al volumen de contratación la creencia de que la narración oral es solo para niños, que no es una forma de terapia o que no es apropiada para el entono empresarial.
  2. Las limitaciones socio-económicas y los presupuestos no permiten el crecimiento del sector de la narración oral porque no está valorado, no es apreciado o no es medido en términos económicos. Los presupuestos para las artes han sido recortados de forma generalizada. Además cuando los narradores orales se ven obligados a tener otros trabajos falta tiempo para promover la actividad de la narración o trabajar en material nuevo. El tema de ventas y la financiación es una carga.
  3. Falta de apoyo por culpa del desconocimiento. Se demuestra con espacios que no promueven la narración oral correctamente, probablemente por la falsa impresión de que la narración se limita a la lectura de un libro (infantil) o los mismos maestros que no ven con buenos ojos la narración en el aula.
  4. La deriva de la sociedad moderna hacia el entretenimiento tecnológico.

¿Qué temes pueda hacer que no cumplas tus objetivos?

Nuestra pregunta final reveló que la mayor preocupación era como superar los contratiempos provenientes del exterior más que las propias limitaciones, aunque estas limitaciones fueron señaladas con el espíritu  de mejorar los propios estándares.

  1. Falta de habilidad  y tiempo para llevar a cabo el necesario trabajo de marketing.
  2. El temor a decepcionar a la audiencia. También que no sea posible llegar a las audiencias que precisamente más lo necesitan o no ser tomado en serio.
  3. Pánico escénico, inercia y la dudosa voluntad a cambiar por las condiciones del mercado de trabajo.
  4. Falta de tiempo para disfrutar de todos los increíbles momentos y falta de dinero que derive en la necesidad de coger un segundo trabajo, y la consecuente imposibilidad de centrarse en el desarrollo artístico y otros asuntos expuestos aquí.

En resumen, está claro que los narradores son personas apasionadas, orgullosas de su oficio y del bien que éste hace, aunque actualmente muchas de ellas parecen frustradas por que es bastante desconocido y está pobremente representado. Una mejor promoción de la narración oral y un aumento del respeto por la profesión son clave para hacer de ella una profesión viable y capaz de proporcionar un entretenimiento comprometido, disfrute y el verdadero servicio a la sociedad del que la narración oral es capaz.

 

Agradecemos a Settle Stories el permiso para traducir y difundir este artículo en castellano.

 


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar