Hola, somos Silvina Mennuti y Laura Finguer, Verdevioleta cuentos de Buenos Aires, Argentina, bien al sur del continente americano.

Nos conocimos/descubrimos/encontramos en el año 2010 en un taller de Narración oral y Lectura en voz alta del Programa Bibliotecas para Armar (dependiente del Gobierno de la Ciudad de Bs. As.) coordinado por Gabriela Halpern al que fuimos para despertar y rescatar el deseo de narrar latente en nosotras. Es que antes de ese encuentro cada una tenía un recorrido con puntos de contacto que desconocíamos: Laura hizo toda su escolaridad en el Instituto Summa (pionero en la Argentina), donde además tomó cursos de narración y es hija de Delia Marcheggiano, una de las primeras integrantes del Club de Narradores de dicha institución y docente de la materia durante años. Silvina cursó allí la materia en el profesorado de educación inicial donde, ¿casualmente?, su primera profesora fue la mamá de Laura.

Durante un largo período de nuestras vidas, la narración fue puertas adentro y dirigida a nuestro alumnado, familias, pacientes...

Pero el deseo de narrar y de hacerlo puertas afuera estaba como “semilla en dormición” esperando el momento para germinar. Fue Gabriela Halpern quien nos impulsó a preparar espectáculos para escuelas y a formar un dúo. ¿Qué nombre ponerle? En principio pensamos en que fuera musical y fácil de recordar. Siempre que nos encontrábamos una de las dos tenía puesto algo violeta y la otra, verde; o las dos algo verde; o las dos, violeta. Nos gustó la sonoridad: VERDEVIOLETA CUENTOS. Nos pusimos a investigar qué representaba cada color: el verde es la esperanza, la vida, la naturaleza y la frescura; el violeta es sabiduría, transmutación, creatividad, armonía y es el color que identifica la lucha contra la violencia de género. Y el nombre, entonces, se resignificó.

Continuamos nuestra formación en narración con Ana Bovo María y Ana Padovani fundamentalmente y tomando talleres y cursos de música, clown, liberación de la voz, improvisación y teatro con distintos especialistas.

Actualmente presentamos espectáculos y/o sesiones de cuentos para niños/as, adolescentes y adultos en los que contamos cuentos a dúo y cuentos solistas.

 

Qué contar, cómo y a quién

No es inocente la decisión de qué contar, cómo y a quién. Nos sentimos responsables de las elecciones que hacemos. Creemos que el qué y el cómo tienen que ver con el respeto y la valoración hacia quién escucha.

A la hora de buscar qué contar elegimos cuentos que nos atraviesan. Y ese atravesamiento puede ser por diversos motivos: ideológicos, emocionales, estéticos.

En el camino del cómo, estamos en la búsqueda artística de una estética y un lenguaje expresivo para narrar a dúo. Nos proponemos que no sea una mera sumatoria de voces, que no sea comodidad sino necesidad; que sea un ensamble. Dos cuerpos expresivos en contrapunto y en complemento al servicio del texto potenciando su significado, sus capas de sentido. Por momentos la literalidad de la historia es llevada por una de nosotras y la emotividad se completa con el accionar de la otra. Dos cuerpos expresivos que dan origen a una voz narrativa en la que se fusionan diferentes matices, tonos, gestualidades y sonoridades (voces al unísono, voces en canon; miradas convergentes y divergentes; pausas y ritmos acompasados y desfasados; gestos simétricos y asimétricos; sonido y silencio) poniéndole luces y sombras al contenido de las historias.

Cuando nos encontramos por primera vez con un texto a veces surge inmediatamente la necesidad de contarlo a dúo por su estructura narrativa, porque es un libro álbum, por la diversidad de puntos de vista que ofrece, etc. Es decir, el cuento “pide” ser contado a dúo. Otras veces, en cambio, somos nosotras las que necesitamos hacerlo para sostener la emoción que el cuento irradia. 

Ya sea que vayamos a contar de manera solista o a dúo, una vez seleccionado el texto viene el trabajo de la edición y la búsqueda de las imágenes que el cuento nos brinda o que nosotras creamos. Para eso, lo leemos muchas veces cada una por su lado y luego hacemos trabajo de mesa conjunto: intercambiamos las primeras impresiones tanto acerca del sentido del cuento como de posibles montajes. Una vez hecho un borrador de edición, pasamos al juego, al ensayo. Entonces el texto se afirma y comienza a encarnarse; aparecen de forma espontánea y orgánica, gestos, acciones, miradas, silencios, emociones. De todas ellas atesoramos las que permiten que el relato avance en escenas, como una película 3D hecha de palabras, y de esos gestos, miradas, silencios y emociones. En ese sentido, el hecho de ser dos nos favorece porque nos da la posibilidad, a la hora del ensayo y montaje, de que una de nosotras por momentos pueda tomar distancia del proceso y ofrecer una mirada externa.

En el caso de los espectáculos contamos con una dirección y puesta en escena artística externa: Ana M Bovo en "Historias de algunas, algunas historias" (ver promo) y Claudia Quiroga en "Algunas... Mujer y memoria" (ver promo). En ambos casos sus miradas estuvieron al servicio de la dramaturgia y de la interpretación, potenciándolas.

Siguiendo en nuestra búsqueda artística nos encontramos con Julián Mizrahi, joven cineasta (¡19 años!) y junto a él estamos indagando la fusión entre literatura, narración oral y cine; investigando un lenguaje que articule narración y arte audiovisual y que pueda contribuir a la promoción y difusión de la literatura y de la lectura. El año pasado realizamos el videocuento TRENES sobre el cuento homónimo de María Teresa Andruetto (Premio Hans Christian Andersen 2012)-Istvansch. El video resultó ganador del 1er Concurso Internacional de video-cuentos “BA 2015” en el marco del XIV Festival Internacional de Cuentacuentos y Nuevas Tendencias “Palabras más, palabras menos”. Septiembre 2015:

Para despedirnos, creemos que reflexionar sobre la práctica que ejercemos, sobre la estética, sobre la poética del trabajo y sobre los textos que elegimos es un acto de amor, valoración y respeto hacia las y los oyentes.

 

VerdevioletaCuentos

 

¿Quién será verde?, ¿quién violeta?

Silvina Mennuti y Laura Finguer integran Verdevioleta Cuentos, dúo que orienta su actividad artística hacia la Narración Escénica y la Social.

El dúo se presenta en teatros, centros culturales, festivales, escuelas, bibliotecas, ferias del libro, eventos y diversas instituciones tanto para público infantil y juvenil como adulto. Integran el equipo de narradoras orales de la Editorial Fondo de Cultura Económica. Coordinan talleres de Técnicas de Narración Oral y de Técnica Vocal para narradores/as. Recibieron el Premio Nacional y Latinoamericano de Literatura Infantil y Juvenil “La Hormiguita Viajera” 2015 en el rubro Narración Oral otorgado por la Biblioteca Popular Madre Teresa de Virrey del Pino.

Silvina es narradora, profesora de Educación Inicial egresada del Instituto SUMMA y profesora de Educación Especial para ciegos y disminuidos visuales (Normal 6). Laura es narradora, fonoaudióloga (UBA), actriz de doblaje y ex docente universitaria (carrera de Lic. en Fonoaudiología-UBA). 

 

Silvina Mennuti y Laura Finger
 
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar