En general dedicarse a cualquier manifestación artística en México es complicado, difícil y en algunas ocasiones hasta peligroso, existen muy pocos apoyos por parte del Gobierno en cualquier instancia a proyectos de Narración Oral, ya que aún es poco reconocida como arte escénica (a pesar de contar con muchos narradores de gran trayectoria en el país). Si a esto le sumamos el recorte presupuestal de 30% para el Presupuesto Federal otorgado a la Secretaría de Cultura del Estado de Veracruz, (en el cual llevamos a cabo nuestra actividad profesional) y que además este está en bancarrota habiendo sido el ex gobernador acusado de enriquecimiento ilícito, fraude y desaparición forzada de activistas, reporteros y estudiantes, sí, ser narrador en México y particularmente en Veracruz es complicado, difícil y peligroso.

Aún así desde hace 10 años me encuentro en esta ciudad, Xalapa, capital del Estado y aquí hemos podido consolidar un proyecto llamado “Cuentos y Flores” el cual cuenta con una Asociación Civil, un taller permanente de Narración Oral en la Benemérita Escuela Normal Veracruzana, un Festival Internacional de Narración Oral, y un foro permanente, así como diferentes programas sociales.

A pesar de lo complicado que es remar contra la corriente este trabajo nos da satisfacciones incomparables, nos permite ofrecer a los niños y jóvenes un acercamiento a las artes como forma de expresión y alternativa de vida, un ejemplo de ello es el programa “Flor y Canto” que llevamos a cabo con la Escuela Primaria CONECALLI ubicada dentro de las instalaciones de la Casa-hogar del mismo nombre y con quienes desde hace 5 meses nos encontramos trabajando llevándoles obras de teatro, espectáculos de Narración Oral, y talleres de arte sin costo alguno. Así mismo llevamos espectáculos de narración a cárceles, hospitales y asilos de ancianos, pero la gran mayoría de estas actividades las llevamos a cabo con autofinanciamiento, o gracias al apoyo de algún patrocinador.

La gran mayoría del público que asiste a los espectáculos de cuentos es familiar. Desafortunadamente, en México se sigue teniendo la creencia de que los cuentos “son para niños” debido a que existen pocos espectáculos de narración para adultos y ya ni se diga de espacios; se puede decir que son muy contados los que se dedican a presentar espectáculos para adultos, a pesar de que en las funciones para público familiar son ellos quienes más disfrutan. Es por ello que estamos formando nuevas generaciones de narradores universitarios con el fin de crear espacios en las Universidades donde sean universitarios contando a otros universitarios. Hay que educar al público y mostrarles que los cuentos no son solo para entretener, también sirven para enseñar, arropar, asustar, desagradar, provocar, conquistar, estremecer...

En estos momentos el taller de narración de la Benemérita Escuela Normal Veracruzana cuenta con 10 alumnas que ya se encuentran narrando y el siguiente paso es abrir un espacio en la Universidad, pero eso tendrá que esperar ya que la misma se encuentra en paro estudiantil desde hace un mes ya que, como mencioné líneas arriba, el Estado se encuentra en quiebra y no se les ha pagado ni los sueldos a los maestros ni las becas a los estudiantes. Sin embargo el taller no ha parado: seguimos reuniéndonos, ensayando, montando un espectáculo navideño y yendo a la calle a dar funciones e informar y concienzar a la gente de la terrible situación que vive esta y todas las escuelas del Estado.

Las condiciones son sumamente adversas y todo parece indicar que se pondrán peor. El Estado vive una situación de crisis e inseguridad como nunca antes. Sin embargo, seguiremos haciendo nuestro trabajo, seguiremos contando, no para tratar de cambiar el mundo, sino para tratar de sensibilizar a las personas que van a cambiar el mundo sembrando la semilla del diálogo, de la fantasía, del amor y la sabiduría de los cuentos porque creo en mi trabajo, y sé lo importante que es seguiré contando e intentaré con todas mis fuerzas contagiar el amor por los cuentos.

Iván Zepeda Valdés
Córdoba, México,1977
Es narrador oral profesional con 19 años de trayectoria. Ha presentado sus espectáculos de narración en España, Francia, Austria, Argentina, Guatemala, Colombia, Bolivia y por supuesto México. Narrador con un estilo dinámico y provocador, que combina otras disciplinas como el teatro, la música y títeres en sus espectáculos; él mismo se define como “macarra poético”. Desde hace 10 años vive en Xalapa, Capital del Estado de Veracruz y es director del Festival Internacional Cuentos y Flores que en 2017 llegará a su 5ª edición. Así mismo imparte el taller permanente de narración oral en la Benemérita Escuela Normal Veracruzana desde hace 2 años.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar