Tuve un amor temprano: la palabra.
Luego llegarían otros. Entre ellos el experimentado por una ciudad fría, dura, bella. De “un cielo cruel y una tierra colorada”, diría nuestro poeta mayor, Ramón López Velarde. Cuando partía de aquí a otra universidad a culminar los estudios, o al volver, siempre me sorprendía el color de los cortes longitudinales que evidenciaban el deseo del hombre de ganar terreno a colinas y desniveles para dar paso a la creación de avenidas que poco a poco se fueron modernizando.
Aún no me encontraba en la pantalla con “Lo que el viento se llevó”, pero en mi alma iba ya esta tierra roja de cielos incomparablemente azules, y (como manifestara Scarlett O´Hara en la legendaria cinta), de ella había heredado la fuerza para desarrollar una voluntad tenaz, una terquedad inquebrantable. Llevaba su orografía en la palma de la mano. Su subsuelo de fábula, que alguna vez dictó en el mundo la pureza de la ley plata, me hizo entender que en la oscuridad de los procesos internos existe la posibilidad de concebir y parir tesoros, pero que hay que saber esperar la idea-orfebre exacta para facturar filigranas del más alto valor.

Zacatecas. La que acuñó sobre sí, títulos y títulos: Muy noble y muy leal ciudad; Evangelizadora del Norte; Civilizadora del Norte; la que llegó a ser considerada la segunda más importante entre las ciudades de la Nueva España. La que sigue asombrando, propiciando revelaciones; la que parece proponer que el reposo, la resistencia, la paciencia, el trabajo, como dicta el lema de su escudo de armas (“Labor Vincit Omnia”), finalmente rinde frutos. Y este año, al inicio de la primavera, el Merlot de Tierra Adentro, Casa Vinícola Zacatecana, obtuvo el Bacchus de Oro 2016 entre más de 1800 vinos inscritos, procedentes de Alemania, Argentina, Australia, Brasil, Eslovaquia, EEUU, Francia, Chile, Túnez, Italia, Suecia, Grecia, Nueva Zelanda, Perú, Portugal, Reino Unido, República Checa, Uruguay, entre otros.
Y... ¿A cuento de qué esta panorámica por temas que pueden parecer disímiles cuando se va a hablar de la palabra? En el último significante (y significado) de la pregunta que antecede, reside la respuesta. Hemos creído que Zacatecas merece todas las palabras. Todas. Que como la capacidad de discernir, como el arte del escritor, como el buen vino, como el oficio una y mil veces repetido, la ciudad nos ha enseñado que nada es fácil, pero que si conoces el valor de la perseverancia y el trabajo, lograrás hacerte con el vellocino (de plata, en este caso). Que contar nuestras historias es una manera de potenciar nuestro imaginario colectivo, nuestra identidad, aperturar nuestra ánima e inclinar nuestro ánimo hacia el otro; destruir los procesos xenófobos; atrevernos a hurgar en las aguas profundas del alma para mostrar el tesoro ahí encontrado. Palabrearlo. Volver lengua esas joyas prodigiosas, idea común para ser habitada, para abrigar, para resistir el temporal de contratiempos, frialdades y pobreza.
Entonces todo esto es sólo el andamiaje; el profundísimo sustento de un festival en torno a la palabra en Zacatecas: El Festival Internacional de Narración Oral Zacatecas, mismo al que dimos vida en el 2005 y aún seguimos capitaneando.

María Eugenia Márquez Sánchez
Veracruz, México
Desde 1992 trabaja en Centro Cultural de Zacatecas e Instituto Zacatecano de Cultura. Ha sido Coordinadora de Literatura y Coordinadora de los talleres de Literatura para Niños, jóvenes y Adultos (1992-2004). En 1997 crea el grupo Cuenta-cuentos (ahora Compañía Estatal de Narración Oral de Zacatecas), mismo que desde esa fecha dirige, y con el que participa en Festivales Culturales, Ferias de libros, e innumerables foros estatales, nacionales e internacionales como Argentina, Chile, Colombia, Cuba, España y Nicaragua. Ha dado talleres de Narración Oral en Distrito Federal y diversas entidades del país: Aguascalientes, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, San Luis Potosí y Zacatecas, además de Argentina, Cuba, Chile, España y Nicaragua. Creadora y Directora Artística del Festival Internacional de Narración Oral de Zacatecas y de “Zacatecas en el Arte Sacro. Espacio de Encuentro”. Creadora y actual presidente de la Asociación Civil Fundación Cultural Aguapalabra, cuya intensa propuesta cultural se despliega en Lectura, Literatura, Teatro de títeres, Proyectos especiales (ala editorial), y Narración Oral.


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar