El proyecto Bibliobús Anantapur nace en el año 2017, impulsado por tres profesionales bibliotecarias y una docente, un equipo formado por cuatro mujeres andaluzas entusiastas con la idea de llevar un autobús con libros a las zonas más pobres de la India. La mayor parte de sus integrantes conocen el trabajo que Vicente Ferrer inició en Anantapur y cuya Fundación lleva realizando los últimos cincuenta años en el sur de la India, contribuyendo enormemente al desarrollo de la zona. Su visión de un futuro más esperanzador y su espíritu solidario es lo que les impulsa a realizar allí el trabajo. 

El proyecto tiene el propósito de promover la lectura en aquellos lugares que, por sus condiciones de pobreza y lejanía, tienen más dificultades de acceso. Se centra en la educación y el desarrollo de nuevas tecnologías. Pone especial atención en el apoyo a las nuevas generaciones, que puedan ofrecer vías de crecimiento y mejora en sus comunidades y en la integración de la mujer en la sociedad para el fomento de la igualdad. El proyecto realiza un trabajo conjunto de enseñanza mutua en el que se intercambian libros, tecnología y actividades de dinamización por entusiasmo, satisfacción y ganas de aprender. Este concepto conecta rápidamente con distintas bibliotecas andaluzas, todas las Provinciales, varias Municipales y Centros de Enseñanza Secundaria que se van sumando a la iniciativa, y con multitud de personas, colaborando con mercadillos solidarios y actividades de promoción para apoyar con su difusión y aportación económica, que durante el primer año es la base del proyecto. El verdadero arranque y motor del proyecto comienza en Andalucía, con toda la suma de ilusiones, esfuerzos y colaboraciones desinteresadas de gente anónima que cree en el poder de la solidaridad y posteriormente, con el respaldo institucional y de entidades como las Bibliotecas Públicas de Andalucía, la Fundación Bancaria la Caixa-Fundación Cajasol y la Fundación Vicente Ferrer por el acogimiento del proyecto.

 

 

Fase inicial: preparación del terreno

La primera visita a la India se realiza en julio de 2017. El equipo visita el campus de la Fundación Vicente Ferrer para exponer su idea de llevar a cabo un Bibliobús en la zona. Les atiende Ana Ferrer, que se muestra muy interesada aunque en un principio no le convence el concepto del vehículo. Ésta les propone hacer un trabajo de campo para conocer la realidad de las bibliotecas en Anantapur y cómo mejorarla. Tras una semana de visitas por toda  la región,  el equipo realiza el estudio de la situación, presentando un informe con las necesidades detectadas y selecciona una serie de pueblos que, por sus características de motivación de la población, distancia  de la escuela más cercana y falta de recursos, se consideran adecuados como destino del Bibliobús. En la siguiente reunión con Ana Ferrer, ésta se entusiasma y aprueba el proyecto. En los siguientes meses, los responsables del departamento de educación estudian cómo implantar el proyecto en la zona propuesta. Los fondos económicos del proyecto en ese momento se utilizan para realizar la primera compra de libros en inglés y telugu, el idioma de la región, en Pratham Books, una ONG local que trabaja en la educación y promoción de la lectura. Una parte de estos libros se destina al proyecto y se llevan en las visitas a los pueblos, metidos en maletines a modo de expositores. La gente de las poblaciones, especialmente los niños, están muy ilusionados con la muestra, que sirve para realizar actividades de dinamización como cuentacuentos utilizando instrumentos musicales. La otra parte del lote de libros se destina a la Escuela de Tenis de Anantapur de la Fundación Rafa Nadal, a la que se asesora para la creación de una biblioteca en su centro. Se le hace una donación de tres maletines de libros, se da formación técnica a las personas encargadas de la biblioteca y se desarrollan varias actividades de animación con grupos de diferentes edades. La acogida por parte de los niños es muy buena en general, lo que sirve de primera experiencia al equipo para plantear distintas actividades en el futuro, adaptadas a cada grupo de edad. En el primer viaje se presenta y aprueba el proyecto, se establecen las siguientes fases y el cronograma de actuación. La idea del Bibliobús comienza a perfilarse, impulsado desde las Bibliotecas de Andalucía para tomar forma en la India. Se dan los primeros pasos que lo harán funcionar en un futuro. 

 

Primera fase: formación del equipo local

Tras el verano, la prensa y televisión locales se interesan por el proyecto dándole difusión en los medios de comunicación, que hasta el momento solo tiene a través de las redes sociales, las cuáles continúan informando en los siguientes meses del desarrollo del proyecto, que va tomando forma, expandiéndose hacia nuevos horizontes y recibiendo reconocimientos, como el de la Feria del libro de Sevilla, la Asociación Andaluza de Bibliotecarios o el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. A finales de año, la Fundación Vicente Ferrer informa al equipo de la zona y los pueblos escogidos para comenzar el trabajo. Primero, con la creación de bibliotecas locales y personal bibliotecario y una vez afianzado ese servicio, como parada del Bibliobús. Es en Adoni, en el área de Kosigi, región limítrofe con Anantapur, con uno de los mayores índices de pobreza y analfabetismo de toda India, lo que supone un gran reto para el proyecto. Los pueblos seleccionados comparten las características de los incluidos en el estudio de campo previo, lugares aislados con pocos recursos y población motivada por la educación y la lectura.

En enero de 2018 se realiza el segundo viaje. La Fundación tiene todo preparado: la formación organizada en la oficina de la Fundación en Adoni, compra de libros, material y mobiliario para la creación de ocho bibliotecas y selección de ocho bibliotecarios. El objetivo en esta primera fase, es la formación de los bibliotecarios locales, encargados de gestionar la colección, el préstamo y la animación de actividades y los responsables de recibir más adelante al Bibliobús. Todos ellos perciben un sueldo, así como el chófer. La idea es crear puestos de trabajo que aseguren el funcionamiento y continuidad del proyecto en el futuro, conseguir que los participantes se impliquen y sea una herramienta real de cambio, dinamización y desarrollo de esa y otras zonas. Fuera de la programación inicial y contando con la cultura y carácter indio, las visitas a las aldeas se convierten en auténticas celebraciones donde los habitantes les reciben como a diosas mostrándoles su gratitud. La estancia se desarrolla con éxito, pudiendo realizar los objetivos marcados, con el inconveniente de trabajar en una zona más alejada y sin infraestructuras que la Fundación solventa en todo momento y va mejorando con el tiempo. 

 

Segunda fase: evaluación y expansión

En julio de 2018 el equipo Bibliobús realiza su tercer viaje a la India. Su objetivo es hacer una evaluación del trabajo realizado por los bibliotecarios locales de Adoni en los últimos meses, tras la capacitación recibida y puesta en funcionamiento de las ocho bibliotecas creadas, así como reforzar la formación, aumentar los fondos bibliográficos de las bibliotecas existentes y por fin, comprar, habilitar y dotar al vehículo de mobiliario, libros y nuevas tecnologías. Este último paso es posible gracias a la ayuda económica recibida este año por la Fundación Bancaria la Caixa-Fundación Cajasol en su  convocatoria anual de ayudas a proyectos sociales de cooperación. Dicha ayuda les permite también duplicar el número de aldeas participantes en la ruta del Bibliobús, siendo actualmente dieciséis, con sus respectivas bibliotecas, fondos bibliográficos y personal responsable. Además, se desarrolla un nuevo programa dentro del proyecto Bibliobús llamado “Historias de nuestro pueblo”, consistente en la realización completa de un libro por parte de los habitantes de las aldeas, que colaboran en las narraciones locales, grabaciones, transcripciones, ilustraciones y encuadernaciones, para obtener finalmente un libro colaborativo en cada aldea. Actividad continuada que se viene desarrollando con mucho éxito pues implica a todo el pueblo, así como a los bibliotecarios, organizadores y voluntarias, que han comenzado a participar en el proyecto en el mes de agosto. En los meses previos, con el afán de hacer crecer y fortalecer el proyecto, se ha abierto una línea de voluntariado para que las personas interesadas y cualificadas puedan viajar a la India para trabajar sobre el terreno. Se busca un perfil bibliotecario aunque también docente o animador, con conocimiento de inglés, nuevas tecnologías y ante todo, adaptabilidad y conciencia solidaria. De cara al futuro, a parte de seguir contando con el inestimable apoyo de las Bibliotecas Públicas, se está trabajando actualmente en nuevas colaboraciones institucionales cuya incorporación se prevé en los próximos meses, lo que se espera que coincida con la puesta en marcha del autobús, viéndose así cumplido, en los escasos dos años de vida del proyecto, el sueño del equipo y de todas las personas e instituciones implicadas, de ver llegar para quedarse, el Bibliobús al sur de la India.

 

Begoña Martínez Palomares
Equipo Bibliobús Anantapur / Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Artículo publicado en el Boletín n.º 73 de AEDA – Bibliobuses y bibliotecas ambulantes, un servicio cultural de proximidad


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar