El 12 de agosto de 2020 abrí un canal en Telegram dedicado a la narración oral. Para quienes no conozcáis la opción de los canales de Telegram estos funcionan de manera muy sencilla, al menos para las usuarias y usuarios: en un canal público como es este, la persona interesada puede suscribirse (y eliminar la suscripción) en cualquier momento, una vez está suscrita recibe información a través del canal. Este era el objetivo inicial del canal, publicar cada día, de lunes a viernes, una pequeña píldora de información sobre narración oral. Al hacerlo de esta manera nos saltamos al algoritmo de las redes sociales que es el que decide qué información llega o no a los perfiles.

 

canalNarraciónOralTelegram
Esta es la actual imagen del canal. Fragmento del cuadro de Louis-Léopold Boilly titulado "Y el ogro se la comió" 

El grueso de los contenidos compartidos han sido artículos, agenda, bibliografía comentada, citas, formación, cuentos de tradición oral, etc. Pero el canal nos ha permitido explorar otras opciones, por ejemplo, hemos realizado dos clubes de lectura con sendos libros relacionados con la narración oral (El narrador y La aventura de oír) y disponibles en la red. 

La comunicación es bastante discreta: una notificación diaria de lunes a viernes, normalmente a las 9,15 (hora peninsular española). Cada noticia publicada en el canal puede ser comentada por los usuarios, de manera que no afecta a las notificaciones en los móviles: quien esté interesado en leer los comentarios sólo tiene que asomarse y echar un vistazo. En este sentido, y para salvar la comunicación unidireccional, el canal tiene más posibilidades pues, vinculado al mismo, y sólo para quienes quieran, hay un chat disponible, un lugar que se ha convertido en un foro de debate, un espacio de reflexión y un lugar donde compartir otras noticias de interés. Pero insisto, sólo para quienes quieran, de hecho el canal en la actualidad tiene más de 300 suscriptores y suscriptoras y el chat vinculado cuenta con unos 100.

En cuanto a los foros de reflexión relacionados con el canal también merece la pena comentaros que de aquí partió otra actividad que llevamos haciendo el último mes y que está resultando especialmente gratificante, se trata de las Salas de audio en Twitter. Una vez a la semana se habilita una Sala de audio en Twitter para hablar sobre un cuento en concreto de tradición oral, allí conversamos sobre el cuento, sobre variantes conocidas, sobre posibilidades y significados, etc. La charleta nació con vocación de durar 15 o 20 minutos y es raro que no pase de 40. Las Salas de audio son un ratito maravilloso alrededor del cuento contado cada semana.

Otra de las posibilidades interesantes del canal de Telegram es la de poder acceder a todos los contenidos de manera ordenada: quien entre hoy al canal puede ver toda la información compartida desde su creación hasta la fecha ordenada por enlaces, imágenes y audios/vídeos propios. Así pues, el canal es un buen repositorio de información.

Como podéis sospechar el canal de narración oral en Telegram tiene algo de entretenimiento, así que poco a poco va creciendo el equipo de administradores del mismo y, en la actualidad, somos tres personas: Sandra Araguás, Manuel Castaño y yo.

Por último quiero contaros que una de las propuestas de mayor éxito del canal es la que hemos llamado DeQuéCuentoEs, en la que incluimos una imagen e invitamos a los usuarios y usuarias a que descubran de qué cuento de tradición oral se trata. Aquí os dejo las tres últimas, a ver si dais con los cuentos.

Para suscribiros al canal basta con tener la aplicación de Telegram en tu dispositivo móvil y acceder a este enlace: https://t.me/narracionoral. Para acceder al chat vinculado al canal este es el enlace: https://t.me/narracionoral_chat. Será un placer encontrarnos por allí.

 

Pep Bruno


Escribir un comentario