catalán

En el año 2017, desde un ayuntamiento me pidieron que presentara la factura de forma electrónica… 

–¿Y eso que es? –pregunté.

–Tienes que entrar en la plataforma FACe y seguir los pasos que te indica.

–Vale.

Pero después de pasarme toda una mañana intentando generar una factura en el dichoso FACe llamé al ayuntamiento para decirles que era incapaz de hacer la factura y ellos mismos me reenviaron un correo diciéndome que probara a hacerlo a través de una web llamada www.b2brouter.net

Lo hice y fue maravilloso, un amor a primera vista. Me registré en la opción gratuita para probar y pude hacer y enviar mi primera factura electrónica con éxito. A partir de ese momento B2Brouter se convirtió en mi programa para gestionar mis facturas electrónicas. 

Al principio alternaba el sistema de facturación que usaba normalmente con B2Brouter para las facturas por vía telemática, pero viendo que cada vez se imponía más la factura electrónica, me pasé al plan profesional (de pago) que cuesta cien euros al año y tiene muchas mas posibilidades y ahora genero todas mis facturas por la plataforma.

Es fácil de usar, claro e intuitivo, personalizable para adaptarlo a tus particularidades, puedo hacer presupuestos, permite enviar las facturas firmadas con mi certificado digital o con firma delegada, te va informando de los cambios de estado que se van produciendo en las facturas enviadas y si tengo alguna duda escribo al departamento de soporte y tengo la respuesta en el mismo día o al día siguiente como muy tarde.

Además en el canal de youtube de la compañía podéis encontrar muchos videos explicativos. 

Siempre que sale el tema de la factura electrónica y su dificultad yo recomiendo que prueben B2Brouter. Hay otros programas para poder hacer las facturas electrónicas y la mayoría de cajas y bancos también ofrecen este servicio pero yo estoy tan contento con este que no los he probado. Os dejo algunos enlaces:

Cuando te familiarizas un poco ves que, además, es muy cómodo ya que con un click la factura llega a su destino sin tener que estar pendiente de registros, correos, horarios y todas esas cosas que nos complican mucho el papeleo.

Espero que esta breve entrada os ayude a perder el miedo a la factura electrónica.

Blai Senabre Ribes


Escribir un comentario