“En largos meses de espera
la madre inventa a su hijo.
Teje que teje, lana y ovillo...
...borda su nombre mientras le canta.”

( Yolanda Reyes)

Mayo se presenta en Madrid como el mes en que la primavera se va asentando y se hace notar llenando de colores hasta el más humilde de los rincones. Hay pajaritos cantando, flores por doquier y, si tenemos suerte, podemos disfrutar de hermosas lecturas al aire libre porque aún no hace un calor excesivo y los días se alargan poco a poco. Podríamos decir que Mayo es un mes hermoso para leer al aire libre, en voz alta, y para tararear canciones luminosas porque el día nos inunda de alegría.

Para un mes tan generoso como este traigo un boletín que nos va a envolver de ternura. Puede que nos llegue como aroma fresco de flores y nos inspire al cultivo de nuestro propio jardín. El título nos desvela, cuál día despejado, de que van las palabras que se tejen en él:

ESCUCHAR CUENTOS ANTES DE NACER