Tal como viajan las personas, viajan los cuentos. Con los relatos migran una forma de ser y de estar. Una forma de vivir que se adapta a nuevos lugares, como una semilla que cae en tierra diferente a la del árbol que procede pero mantiene la esencia de su origen.

En el presente boletín, tres narradores orales nacidos en lejanos lugares del planeta, nos cuentan cómo es la oralidad en el lugar que les vio nacer y qué perciben al narrar aquí en el Estado español.

Deseo que estos viajes os hayan resultado placenteros e interesantes.

Además, os invitamos a visitar la agenda de AEDA del mes de junio que se va llenando de historias listas para ser escuchadas. 

 

Este boletín ha sido coordinado por Diego Magdaleno


Escribir un comentario