Hace apenas dos meses que dábamos aquí noticia de un hecho que nos parecía insólito: el caso de una narradora que había sido censurada por un ayuntamiento. Pero por lo que parece no se trata de un caso único. Hoy nos llega noticia de una situación similar, el cuentista y humorista gráfico Fernando Saldaña ha sido vetado para trabajar en Villamayor de la Armuña, un municipio salamantino, después de haber ilustrado una viñeta en la que se hace eco de las críticas de colectivos del municipio que quieren parar la proliferación de vertederos ilegales. Tras la aparición en las redes de esta viñeta, las sesiones previstas para el 19 y 21 de marzo de Fernando en este municipio fueron canceladas (por vía de una llamada de la concejala de cultura) y, pocos minutos después, en el Facebook de "Villamayor SÍ Funciona" socios del gobierno municipal del PP, apareció el siguiente comentario: “Algunos no tienen vergüenza, primero nos ponen a parir en la prensa con la limpieza, y después pretenden contarnos cuentos cobrando.”

Vaya desde AEDA nuestro apoyo a Fernando Saldaña. Queremos hacer público nuestro estupor ante situaciones así en las que los gestores de lo público piensan que son quienes hacen y deshacen según sus antojos y gustos, políticos que son incapaces de escuchar a la ciudadanía o asumir críticas y olvidan que fueron votados solo para una cosa: servir.


Comentarios   

#2 Pep Bruno 24-01-2013 15:47
Es que ni siquiera son reyezuelos, se trata de gentes mediocres de cartón piedra que han sido elegidas para gestionar lo público y se creen la medida de todo. Los cerdos de la granja de Orwell.
#1 arnau vilardebò 24-01-2013 12:43
Los reyes cortan la cabeza de sus bufones cuando no están a su leguleyo servicio.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar