Costó mucho tiempo, esfuerzo y dinero poner en marcha la red de bibliotecas de Castilla La Mancha, pero desde luego valió la pena: durante años estas bibliotecas fueron un modelo en la optimización de recursos, en la dinamización de la comunidad (desde pequeños pueblos a grandes ciudades), en el fomento de la lectura, en el cuidado de los espectáculos de la narración oral, en suma, en el trabajo bien hecho. Hoy en día sin embargo muchas de estas bibliotecas apenas subsisten mientras ven cómo los incomprensibles recortes se aplican a los cimientos de su esencia, de su funcionamiento.

AEDA, la asociación de profesionales de la narración oral en España, apoya y se suma a la iniciativa puesta en marcha por un grupo de bibliotecarios y bibliotecarias de Castilla La Mancha de dar a conocer, difundir y realizar acciones protesta contra la situación de desmantelamiento brutal que se está dando en esta red de bibliotecas. Por eso os invitamos a:

Podéis asomaros de vez en cuando a su blog o seguirles directamente desde su cuenta de Twitter.

 

 

bibliotecaspublicas

 


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar