El ayuntamiento de Madrid, en noviembre de 2017, sacó una convocatoria con Imagina Madrid, un proyecto de Intermediae, para intervenir en nueve lugares conflictivos de Madrid. La convocatoria se hizo a los artistas de Madrid y de otros lugares, y Daniel Tornero y nuestra compañera Ana Griott concursaron y les asignaron un lugar. Trabajaron en mesas de codiseño con paisajistas e ingenieras de montes y han estado todo el año trabajando en un proyecto común denominado: Paraíso (in)habitado, cuyo corazón es el Solar frente a la biblioteca municipal Ana María Matute, de Madrid.

Han escuchado a la gente del barrio y han tratado de resignificar un espacio donde la gente venía a pelearse o a reventar coches, convirtiéndolo en un lugar para la escucha. Tanto es así que han creado un parque de juegos sonoros con escuchaderas y periscopios para que la gente venga y se pare a escucharse y a observar. 

Con la gente de Creatica han colocado en el Solar unos pequeños altavoces donde se puede oír la voz de la gente del barrio contando cuentos y hablando de cómo fue su barrio. Han hecho muchas cosas más, como una biblioteca sonora con todo el material narrativo que recogieron durante un año y que pasará a formar parte de Memoria de Madrid, convirtiéndose en la primera biblioteca oral de esta ciudad. 

De hecho la propuesta resulta tan interesante que han venido arquitectos y urbanistas de New York, Australia, Japón y Chile para ver, in situ, la experiencia. Si queréis informaros más podéis hacerlo aquí.

Este final de semana será la inauguración y hay actividades organizadas con los vecinos del barrio para mostrar el resultado. Adjuntamos el programa previsto.

Y es que la memoria, la escucha y la palabra mueven Solares.

CARTEL PARAISO INHABITADO


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar