Bajo el título de “Manzanares El Real, un lugar de cuento”, nace un nuevo festival de narración oral. Un festival que no ha sido soñado por  un programador, ni por un narrador, ni por una biblioteca, ni por la administración. Cuenta con el apoyo de  todos los que no lo han soñado porque nace con sencillez, nace del interés, de la ilusión y del esfuerzo de un grupo de madres y padres del municipio de la sierra madrileña de Manzanares el Real.

Se trata de un grupo, de hasta quince personas en la actualidad, que desde 2010 vienen juntándose todos los viernes, entre octubre y mayo, en la biblioteca municipal para contar cuentos a los más pequeños. Quedan, se organizan, se reparten los viernes, eligen los repertorios y cuentan, sobre todo cuentan.

Desde que empezaron a contar hasta ahora son muchos los caminos recorridos, el grupo no ha parado de crecer, las tardes de los viernes la biblioteca se ha llenado de familias con ganas de cuentos y estos narradores y narradoras amateurs han visto como al terminar de contar el interés por lo contado y los libros ha ido en aumento. Y eso les ha hecho crecer, y soñar con contar cuentos en otros espacios, y sacar los cuentos a la calle. Han hecho dos maratones de cuentos, uno en el castillo y otro en la plaza del pueblo, dos sesiones itinerantes como el Flautista de Hamelin, e incluso una sesión en varias lenguas entre ellas el hindi bajo el sugerente título de Babel. Y finalmente soñar un festival.

Durante todo este recorrido no han dejado de lado su formación, pronto se dieron cuenta que debían acudir a los profesionales de la narración oral para conocer el oficio, para alimentarse de aquellos que quisieran compartir su cocina. Y así lo han hecho recibiendo dos talleres diseñados específicamente para ellos. Y también durante todo este camino han contado con el apoyo de la administración local y de la biblioteca, que es donde arranca esta actividad. Merche, la bibliotecaria, ha sido un apoyo constante para ellos, siempre pendiente de las novedades y los fondos de cuentos, de acoger, de facilitar o mediar ante la administración, de compartir los viernes de cuentos.

Ellos modestamente dicen que creen estar contribuyendo a que los pequeños acudan a la biblioteca y se interesen por la lectura. Yo lo creo sinceramente. Y más en esta época de recortes y de varapalos continuos a la cultura. 

El último fin de semana de septiembre arranca este nuevo festival, arranca sin alharacas, con sencillez, con modestia y con la intención de perpetuarse en el tiempo. En total habrá seis sesiones de cuentos, cuatro para público infantil-familiar y dos de ellas para adultos. Entre los narradores invitados estamos Pep Bruno, Magda Labarga, Mercedes Carrión, Légolas y los propios papás y mamás responsables del proyecto. Todas las sesiones tendrán lugar en el salón de plenos del Ayuntamiento, más información pinchando aquí

 

89

Manuel Castaño


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar