Este Boletín intenta colocar la lupa curiosa en los Países Nórdicos, afinar el zoom hacia su literatura y el panorama de narración en estos países.

Su historia está asociada a los cuentos y sus aportaciones literarias son ya indiscutibles a estas alturas, no sólo en cuanto a material se refiere. Dando un paso más encontramos una aportación quizás menos conocida y de una gran importancia a la hora de estudiar y catalogar los cuentos.

Fue la Escuela Finlandesa la que a principios del siglo XX desarrolló un “metódo histórico-geográfico”: histórico para las versiones literarias, geográfico para las orales, que ha permitido comparar cuentos de contenidos muy similares pero originarios de culturas diferentes, demostrando además que para estudiar un cuento no es esencial su forma, sino el tipo al que pertenece. Nos lo explica Juan José Prat Ferrer en esta ficha de oralidad en la web de Pep Bruno: La Escuela Finlandesa y el Catálogo Tipológico de los Cuentos Folklóricos.

En este camino de encuentro con la literatura nórdica, tanto la tradicional como la contemporánea, se nos hace inevitable conocer dos trabajos editoriales que han apostado en nuestro país por el sello nórdico:

El primero de ellos es Cuentos Noruegos, publicado por la editorial Malas Compañías. Hablamos con nuestra compañera Ana Cristina Herreros (Ana Griott), su editora, con quien hemos conocido más de cerca el trabajo de recopilación de los cuentos tradicionales noruegos que llevaron a cabo Asbjornsen y Moe en en siglo XIX. Os invitamos a leer el resultado de este encuentro con Ana en el artículo La tradición escrita.