Este año se celebra la décima edición del programa DÍAS DE CUENTOS, un proyecto que surgió con la voluntad de hacer que la presencia del cuento (contado, escrito, leído, ilustrado, pensado...) fuera constante en la isla de Gran Canaria, buscando que la palabra dicha fuera lluvia fina y vehemente más que turbión desbocado.

Antes del diseño de esta propuesta global desde la Biblioteca Insular del Cabildo de Gran Canaria se realizaban diversas y variadas actividades alrededor del cuento, pero siempre había una sensación de acciones deslavazadas o actividades puntuales que exigían sumas de empeño y esfuerzo disgregadas: había espectáculos de narración en la Biblioteca Insular y en otras bibliotecas de municipios de la isla; se celebraba el Maratón de los Cuentos de la Biblioteca Insular de Gran Canaria; se realizaba una exposición temática cada año; se organizaban algunos cursos, talleres, conferencias... pero toda esta actividad carecía de un manto unificador que hiciera más visible lo que se estaba haciendo.

Sin embargo, al agrupar todas las propuestas y darles una línea común, al sumar todas las energías empleadas para su realización, se optimizaron los recursos y se posibilitó ahondar en algunos de sus frentes.

Días de Cuentos 2014 

 

El programa 

En sus inicios DÍAS DE CUENTOS buscaba, además de aunar recursos y sinergias, los siguientes objetivos:

  •  Facilitar el acceso a las diversas posibilidades del cuento (contado, escrito, ilustrado...) y por ende, del libro.
  • Una programación estable alrededor del cuento que permitiera la formación de un público estable, que disfrutara de los espectáculos de narración oral y que fuera adquiriendo un criterio propio. 
  • Al mismo tiempo, esta presencia continuada de las propuestas alrededor del cuento, podría aprovecharse para la formación de educadores, dinamizadores, bibliotecarios, maestros, narradores, ilustradores... de las islas. Se buscaba que esta lluvia fina calara hondo en quienes trabajan en ámbitos educativos y culturales.
  • Y con esto, se pretendía un intercambio entre profesionales de las islas y de la península, una vinculación formal y emocional que acercara a gentes con intereses similares en las dos orillas.

 

Los primeros años

Así pues, en sus primeras ediciones, DÍAS DE CUENTOS, era un programa que abarcaba un total de diez meses al año, con sesiones de cuentos contados por los 21 municipios de la isla (combinando en cada mes un narrador de las islas con uno de la península); charlas, conferencias, exposiciones, cursos, visitas de autor e ilustrador... y, como fin de fiesta, el Maratón de los Cuentos de la Biblioteca Insular de Gran Canaria. 

Mientras que los espectáculos de narración se organizaban en el Circuito insular de narración oral, el ámbito formativo se agrupaba, en los primeros años, en una propuesta denominada Alrededores del cuento, en la que participaron escritores, ilustradores, narradores, bibliotecarias, dinamizadores culturales...

En esos años participaron ilustradores como Pablo Amargo, Rocío Martínez, Pablo Auladell, Ramón Trigo, Cristina Múller, Elisa Arguilé y Lucía Serrano; narradores de aquí y de allá que en muchos casos también eran escritores como Pep Bruno, Grupo Albo, Carles García, Noemí Caballer, Viginia Imaz, Victoria Gullón, Pepe Maestro, Diego Cadavia, Antonio López, Pepa Aurora, Daniel Martín, Taller de Juglares, Borrón y cuento nuevo, Eugenia Manzanera, Martha Escudero, Yoshi Hioto, Juan Antonio González, Yanira Naranjo, Begoña Perera, José Manuel Garzón, Paula Carballeira, Ernesto R. Abad, Maricuela, Cristina Verbena, Clara Járboles, Mariano Martínez, Matías Tárraga, Magda Labarga, Maisa Marbán y un largo etcétera.

El programa llegó a incluir convenios formativos con Empleo en dos ocasiones para el territorio insular.

 

Nuevas propuestas narrativas 

El asentamiento del cuento contado y la aparición de un público ávido de palabra dicha fue tierra fértil en la que surgieron nuevas propuestas narrativas que, de manera natural, pasaron a formar parte de DÍAS DE CUENTOS.

Los cuentos para adultos en bares y otros espacios de pequeño formato. Con diferentes nombres y espacios: Tómate un cuento, Palabras al mar, Sólo palabra, Palabras contadas…, se desarrolló una programación continuada para adultos en cafés, museos, bares y otros espacios de pequeño formato.

Los cuentos eróticos por los rincones. En mayo de 2006 nació el itinerario de narración oral de cuentos eróticos por los rincones: cinco o seis espacios preparados con pequeños escenarios en la zona de Vegueta (Patrimonio de la Humanidad) donde, a lo largo de tres horas se cuentan y escuchan cuentos eróticos. Entre escenario y escenario una pequeña orquesta de viento iba animando el paseo nocturno e invitando a la gente que andaba de fiesta que se sumara a la palabra dicha. No es extraño que al final de la noche haya un numeroso grupo con hasta mil personas escuchando. Tenéis más información sobre este evento aquí.

Los cuentos de miedo. Fue también en el año 2006 años que comenzamos a programar un minifestival de cuentos de miedo. Aprovechando la fecha del uno de noviembre, se convocaba al público de los cuentos a venir a la biblioteca Insular a escuchar durante dos horas cuentos de miedo. De nuevo un éxito de público. Tenéis más información sobre este evento aquí.

Además de cuentos para todo tipo de colectivos.

 

La situación actual

A pesar de los años difíciles a partir del advenimiento de la crisis (2008) y de los recortes que han ido llegando, DÍAS DE CUENTOS pervive. Su duración ahora es de cinco meses, pero igualmente mantiene el rescoldo de la palabra dicha y la esencia de sus actividades fundamentales: itinerario de cuentos por toda la isla, cuentos eróticos y de miedo, maratón de cuentos, charlas, cursos, formación...

 PROGRAMA DÍAS DE CUENTOS 2014

 

y Pep Bruno, cuentista

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar