Cuentos de importación ha sido un proyecto que nació en el marco del Festival de la oralidad Huesca es un cuento en 2012. En ese momento comenzaba el trabajo que durante un año he desarrollado recogiendo cuentos y textos de tradición oral entre los inmigrantes que habitaban en la ciudad de Huesca. La idea nacía buscando la tradición oral, y los cuentos principalmente, como nexo de unión entre las diferentes culturas que vivían en la misma ciudad. El proyecto pretendía también resaltar la riqueza y los valores que nos aportaban todos aquellos que llegaban a esta ciudad. 

Tras doce meses de trabajo llegué a entrevistar a más de cuarenta personas de 23 nacionalidades diferentes, de las que fueron seleccionadas 35, y que aportaron 44 cuentos y 23 canciones, estando representados los continentes de África, Asia, América y Europa.  

En un principio se pensó en trabajar principalmente con un determinado barrio de la ciudad donde se concentraba un mayor número de inmigrantes, pensando que sería más fácil poder desarrollar allí las entrevistas. La realidad fue que el trabajo salió adelante gracias a los círculos de amistad y a las propias redes que hay tejidas entre los inmigrantes, extendiéndose finalmente el área geográfica por todos los barrios y todas las capas sociales de la ciudad. Los colegios, las bibliotecas municipales y algunas asociaciones también fueron de gran ayuda a la hora de hacer contactos.